Suelos de madera

Conoce los suelos de madera

La diferencia entre tarima y parqué es confusa, debido a lo extendido del término, sus diferencias de uso geográficas y los nombres que posteriormente han adoptado con el tiempo. Se puede establecer como diferencia principal el sistema de colocación y el tamaño de la lama, siendo mayor en anchos y largos en la tarima.

Los tipos de madera utilizados en los entarimados varían tanto en color como en textura, siendo los más comunes el arce, caoba, cerezo, nogal, pino, roble y játoba . En los entarimados modernos se usan también láminas de bambú, aunque técnicamente no es una madera, sobre una base de otros materiales para dar la impresión general de un entarimado clásico.

Existes tres clases principales de entarimados según la estructura y fabricación de las tablillas o lamas que lo conforman:

  1. Tarima maciza: Como su nombre indica, está compuesto por tablas macizas de madera, de largos de hasta 220 cm y anchos de hasta 25 cm, también se la conoce como tarima tradicional, donde el grosor estándar es de 15 mm hasta 22 mm, o incluso más. La diferencia básica entre el parqué y la tarima es el largo y ancho, la tarima maciza o entarimado sólido, es más ancha y larga.
  2. Tarima enchapada: Son delgadas capas o lamas de madera fina, capa noble, con grosor no superior a los 5 mm, unidas por medio de adhesivos o colas especiales, a una base de madera de baja calidad, bambú o quizás contrachapado, con grosor aproximado de 10 mm. Con lo que el material oscila entre los 12 mm y 18 mm, en función de la capa noble y la base. Un rasgo diferenciador es el número de lamas que construyen la capa noble, una, dos o tres capas, siendo de una lama, el de más calidad y precio.
  3. Parqué: Según el diccionario de la Real Academia Española, se trata de un entarimado hecho con maderas finas de varios tonos, que , convenientemente ensambladas, forman dibujos geométricos. Actualmente, se ha simplificado el proceso de instalación con colas de poliuretano, que mejoran el comportamiento frente a la humedad, del parqué, y aseguran una adhesividad a la solera por décadas y varios acuchillados. Su instalación es más rápida que el sistema de clavado, aunque no suele ser tan longeva, ya que es común que se despeguen algunas piezas.

Marcas representadas

Con más de 20 años de experiencia en la joven industria del bambú, MOSO International es el pionero en la innovación de soluciones en bambú para interior y exterior. MOSO es reconocido como la primera marca global en bambú gracias a su foco en la sostenibilidad, la calidad de producto y la innovación. No existe otra compañía a nivel mundial con igual – y en continua expansión – gama y disponibilidad de producto en stock en todo el mundo.

La gama de los grandes básicos que no pueden faltar en ninguna tienda especialista de suelos de madera. En especies europeas roble y haya ligeramente vaporizada, se caracteriza por ser una selección de calidad armónica: homogénea, muy selecta de nudos y albura.

Ventajas e inconvenientes

Uno de los puntos a favor en los pavimentos de madera natural será la estética, ya que la belleza del trabajo acabado siempre sera mayor por el cambio de tonalidades, nudos e irregularidades de la madera, mientras que un suelo laminado siempre será más homogéneo. Otra de las ventajas es que funciona como un aislante térmico, lo que hace a su vez que el ambiente sea más confortable y acogedor. Contamos además con que la madera no acumula ácaros de polvo ni ningún otro elemento potencialmente alérgeno. 
Pero quizá el principal beneficio de los suelos de madera es su durabilidad. Al contar con madera noble en mayor o menor medida, siempre podemos recurrir a los acuchillados para su restauración. A mayor grosor de pavimento, más veces podrá ser reparado.

Por otro lado, se trata de un material de mayor precio, sobre todo si se trata de un parquet de madera maciza. Además hay que tener en cuenta la delicadeza del suelo, ya que la dureza superficial es menor a la de un laminado sintético, por lo que puede verse afectado por arañazos y golpes.
El mantenimiento y restauración consiste en el acuchillado, como hemos mencionado, lo que implica vaciar las estancias cada ciertos años para realizar la restauración. Finalmente hay que ser consciente de que 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *