Suelos laminados

¿Qué es el suelo laminado?

El suelo laminado compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético que puede variar de composición, pero que generalmente es un compuesto de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales.

Existe un gran mercado de este producto, con gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles, existiendo imitaciones de prácticamente todas las maderas naturales (Roble, Haya, Cerezo…), así como de piedra o cerámicas. También se comercializan acabados con relieves, ya que ciertas marcas ofrecen un acabado rústico. Es relativamente sencillo de instalar y ha ganado popularidad en los últimos 20 años debido a lo sencillo de su mantenimiento y, sobre todo, a su precio, más económico que los materiales naturales.

Estructura

Los suelos laminados se componen de las siguientes capas:

  1. Capa overlay, dependiendo del fabricante esta puede ser más o menos resistente.
  2. Papel decorativo, es el papel que imita a la madera o al color deseado.
  3. Tablero HDF de alta densidad de fibra de madera hidrófugo, dependiendo del fabricante el tablero puede ser más resistente que otro.
  4. Contra balanceo, algunos fabricantes utilizan un papel de contra balanceo para evitar torsión en el tablero.

Calidad

Debido a que el laminado sintético puede presentar muy diversas propiedades según el fabricante, los suelos se clasifican en cinco calidades según la norma EN 13329.​Estas categorías son el resultado de un test de abrasión, donde una máquina somete al suelo a una serie de frotados con una rueda de papel de lija, hasta que el dibujo decorativo pierde su apariencia original, es decir, el test se hace hasta que el decorativo desaparece (se vuelve blanco).

Actualmente, los pavimentos laminados o sintéticos, se clasifican por clases de uso, no por resistencia AC ya que presta confusión. Las clasificaciones actuales no tienen semejanza con las anteriores, ya que no siguen un criterio de resistencia – uso. Un fabricante puede marcar AC 4 con una clase 31 y eso es incorrecto. Lo que sí tenemos que ver en la ficha técnica del material es la resistencia AC asociada a la clase de uso, para que exista coherencia y concordancia, pero no es condicional (el AC) para saber si un material es más resistente que otro, ya que influyen más factores, de ahí que la mayoría de fabricantes sólo marquen los paquetes con las clases de uso.

Marcas representadas

Desde su fundación en 1961 en Tirol (Austria), todo en EGGER gira alrededor de la madera. Este material natural es incomparable en cuanto a su calidad, confort y a su aspecto acogedor. Creemos en su gran valor y, por tanto, puede estar seguro de que con cada suelo EGGER traerá un pedacito de la naturaleza a casa. Los revestimientos de suelo EGGER convencen por su alta calidad y su atractivo diseño.

Los suelos laminados Balterio han sido completamente desarrollados y manufacturados en Bélgica, desde donde se distribuyen al mundo entero. La etiqueta Made in Belgium (Hecho en Bélgica), es su garantía de una calidad digna de confianza.
Balterio ofrece una amplia gama de colecciones basadas en las tendencias actuales y orientadas a la demanda del mercado. Aunque siempre pensando en usted. Personalizadas de acuerdo a su mundo, y muy cercanas a su personalidad.

Gracias a su experiencia en combinación con el uso de las técnicas más avanzadas, pueden fabricar suelos laminados que son interpretaciones muy naturales de materiales de alta calidad. Los suelos laminados de Parador destacan por su estructura funcional y por su inteligente técnica de instalación.
Su máxima es: nosotros somos auténticos, innovadores, exigentes y duraderos. Queremos fascinar con nuestros productos y también como empresa. Nuestra actitud interna se encuentra expresada en el éxito de nuestros productos.

¿Cómo elegir un suelo laminado?

  • Es importante a la hora de adquirir este material desde un punto de venta profesional, revisar el sistema de anclaje de las piezas (no todos los clics son iguales), ya que es el punto más débil del material. De la calidad del anclaje dependerá en mayor medida, el aspecto estético, ya que las juntas abiertas se aprecian con facilidad.
  • La resistencia a las manchas, químicos comunes y sol, son valores a tener en cuenta.
  • El grosor y tablero hidrófugo, son importantes para la estabilidad dimensional del material, así como de su comportamiento frente a la humedad y agua. Un material de baja calidad, tenderá a combarse frente a la presencia de humedad o pequeña presión. Es importante conocer la densidad del tablero. Un tablero de 7 mm puede ser más estable y más duro que uno de 8 mm. Depende del fabricante.
  • El grosor, 7 hasta 12 mm y la densidad del tablero (kg/m³), son importantes a la hora de elegir un buen material, ya que aguantará mejor torsiones y humedad, en función de estos factores.
  • Con el consejo de un profesional vendedor o un instalador, puede conseguir la mejor relación calidad-precio para sus necesidades, ya que hay un gran mercado y es difícil escoger con seguridad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *